Antes de contratar un abogado para iniciar su divorcio, es muy conveniente que se asesore acerca de los tipos de divorcio: mutuo acuerdo y contencioso, pues llevan aparejados procedimientos legales muy diferentes.

En ASIEMA Abogados Sierra de Madrid comenzamos nuestra andadura profesional en Derecho de Familia hace mas de 15 años, por lo que nuestra especialización y experiencia en este campo nos permite ofrecer un asesoramiento óptimo en todos los tipos de divorcio: mutuo acuerdo o contencioso, con honorarios muy asequibles. Además, le ofrecemos una primera consulta online gratuita prestada por letrados especializados.

Tipos de divorcio: mutuo acuerdo y divorcio contencioso

Al igual que la mayoría de las crisis, un divorcio es un proceso que tiene un principio, un desarrollo, y un desenlace, y este camino puede ser mucho más sencillo y mucho menos traumático en manos de un buen abogado especializado en separaciones civiles.

En primer lugar, analizaremos detenidamente cuáles son los distintos tipos de divorcio:

¿Qué es un divorcio de mutuo acuerdo?

En el procedimiento de mutuo acuerdo de divorcio serán  los propios cónyuges, quienes, con el asesoramiento y la intervención de sus letrados, pacten las medidas que en el futuro regularán su nueva situación. Estos acuerdos quedan reflejados en un documento que se denomina Convenio Regulador, que se presentará al Juzgado para su aprobación, junto con la demanda de separación o divorcio de mutuo acuerdo.

¿Qué es un divorcio contencioso?

En el procedimiento contencioso de divorcio, por el contrario, al no alcanzarse un acuerdo entre los cónyuges, se acude al Tribunal, que fijará las medidas derivadas de la declaración de separación o divorcio, en función de las peticiones que realice y justifique cada cónyuge.

¿Qué ocurre con los hijos en un divorcio?

Hemos visto que un procedimiento de separación o divorcio puede ser de mutuo acuerdo o contencioso. Dentro de estos dos tipos, el procedimiento variará en función de si el matrimonio tiene o no hijos en común.

Hay que tener siempre presente que aunque una pareja se divorcie o ponga fin a su convivencia, no por ello dejan de ser padre o madre de sus hijos, y éstos, a su vez, tienen unos derechos y necesidades básicas. Es por ello que en la actualidad la ley española no habla de “derechos de los padres”, sino de “responsabilidades de los padres”.

 ¿Qué pasa cuando se presenta la demanda de divorcio?

En ambos casos, (divorcio de mutuo acuerdo o contencioso), de forma automática, y por el sólo hecho de la presentación de la demanda de divorcio, se producen los siguientes efectos:

  • Cesa la obligación de convivencia.
  • Quedan revocados los consentimientos y los poderes que cualquiera de los cónyuges hubiere otorgado a favor del otro.
  • Queda disuelto el régimen económico vigente en el matrimonio, y lo normal es que su liquidación o reparto se postergue para un momento posterior, aunque en el Convenio Regulador de Divorcio de mutuo acuerdo también puede liquidarse el haber ganancial si ambos cónyuges están de acuerdo.